El organo de gobierno del poder judicial espanol depende del poder ejecutivo-legislativo. Asi lo demuestra su imposibilidad de renovacion, ya que PSOE y PP no llegan a un consenso sobre su composicion. Lo vergonzante del asunto es la completa perdida de pudor que la oligarquia politica y mediatica exhibe al referenciar sus motivos para bloquearlo. El CGPJ se somete sin rubor a sus duenos, los partidos politicos. El espectaculo que ofrecen a los ciudadanos que creen en la democracia  es repugnante.  Asi los partidos parece que gozan manoseando a los jueces,  como los tahures  en una partida de poker impregnan sus  cartas para reconocerlas en la siguiente mano.

Los padrinos de la patria, esa generacion que huele a naftalina franquista, siguen celebrando la pesima constitucion que salio de una transaccion de ambiciones oscuras, en una epoca de blanco y negro, que dio paso a la era del oportunismo de jueces manoseados.

Una constitucion democratica debe separar los poderes del Estado. Esto significa que en origen, su eleccion no depende de ninguno de los otros poderes del Estado. Y que sus funciones, que lo individualizan, no deben ser realizadas ni deben estar condicionadas por los otros poderes. Por que? porque la mision del poder judicial es la de vigilar a los demas poderes para evitar la corrupcion al aplicar la ley con justicia, independencia y celeridad.

Hasta cuando vamos a soportar la catetada del 78? Ese pequeno panfleto incongruente del que salen las obras politicas mas grotescas de Europa? Hasta cuando los jueces del CGPJ van a gozar con las caricias de los partidos politicos? Cuando tendremos jueces democratas preocupados por la separacion de poderes en origen y fin?

 

Anuncios