Fraga, Uno de los energumenos franquistas mas longevos decia recientemente en El Pais: “No se debe recordar a la oposicion democratica contra Franco porque va en contra del espiritu de la Transicion”. A lo cual Jose Vidal-Beneyto respondia:”No hay identidad sin memoria y renunciar a la memoria democrática como pretenden los heredo-franquistas, sería, mal que le pese al antiguo ministro de Franco, debilitar gravemente los principios y valores de la democracia española.”
Lamentablemente, en esta polemica Fraga tiene razon. La Transicion, como se explica oficialmente a los ninos en el colegio, no comprende la lucha de Antonio Garcia-Trevijano y demas organizadores de la Junta Democratica como el Senor Vidal-Beneyto, ni la lucha de CCOO, ni del partido comunista en los primeros tiempos, ni la de los anarquistas ni la de los maquis. La Transicion, como explica Prego, o J.J Linz, no fue mas que una apertura estatal, conducida por Suarez bajo la arriesgada y valiente tutela de Don Juan Carlos, para que el partido comunista fuera legalizado (a cambio de renunciar a sus ideales). La transicion fueron solo tres anos, como explica Suarez en su libro, que condujeron a la ley de reforma politica y a la redaccion y aprobacion de una constitucion por cortes ordinarias. Esta es la version oficial del regimen que Vidal-Beneyto cree todavia democratico. Ese es el autentico espiritu de la Transicion, un espiritu de transaccion, amnesia y oportunismo de los nuevos partidos por el poder.
La democracia espanola esta todavia por llegar, Sr. Vidal-Beneyto, y los principios y valores de ella se encuentran en el MCRC. No existe memoria democratica porque no hubo un periodo constituyente con libertad politica para elegir entre distintas constituciones, la sociedad civil no fue protagonista de nada, por lo que no hay memoria historica, solo propaganda.
Terminare recordando al Sr. Vidal-Beneyto la conocida cita de Bertolt Brecht: Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles. Esos estan en el MCRC.
Sr. Vidal-Beneyto,

Anuncios