El sistema proporcional no es representativo de la sociedad civil. Esto lo sabe cualquiera que haya leido algo de lo expuesto por Antonio Garcia-Trevijano sobre la representacion politica de los ciudadanos. Es por contra presentativo de los partidos politicos. Ademas la ley d’Hont y las listas cerradas y bloqueadas crean una suerte de endogamia politica, que acentua aun mas si cabe, la ley de hierro de las oligarquias en los partidos politicos expuesta por Robert Michels. Por esta ley, extraida de la experiencia, sabemos que los partidos politicos no pueden tener un funcionamiento democratico. A pesar de ello, quedando fuera del articulo 6 de la Constitucion espanola, vemos como estos partidos del Estado concurren una y otra vez a las elecciones. Este sistema se llama Estado de partidos u oligarquia de partidos. Aunque hariamos mejor denominandolo oligarquia de cupulas de partido. Unas camarillas que se reparten el poder entre ellas mediante la negociacion, el consenso y la imposicion sobre sus bases, que no se sabe si existen o no. Este fenomeno, ha quedado perfectamente retratado con la decision de la cupula del PSOE sobre sus bases Navarras. Un  autoritario llamado Pepe Blanco hacia unas declaraciones este fin de semana: “Esperamos que la gente acate la decision de sus representantes”. Toda una oda al cinismo de quien no representa a nadie mas que a su cupula y que ha impuesto su criterio de arriba  abajo en su partido. Vamos, un autentico corro de la patata.

El corro de la patata Lámina por Edward Henry PotthastEl corro de la patata por Henry Potthast.

Anuncios